Seguridad Cloud

El auge de la computación en la nube, la aplicaciones de SaaS y el aumento del IoT, ha impulsado una rápida expansión de las cargas de trabajo y los sistemas a través de diversas infraestructuras digitales. La disolución del perímetro corporativo ha ampliado la superficie de ataque, dejando muchas zonas vulnerables a filtraciones.

La nube en todas sus formas es a menudo un territorio desconocido para los equipos de seguridad tradicionales, y las herramientas y prácticas de seguridad tradicionales ya no son aplicables en ambientes híbridos y multinube, o son demasiado lentas o aisladas para defenderlos de ataques avanzados.

Mientras que las soluciones de seguridad nativas de nube pueden a menudo ayudar con el cumplimiento y el análisis basado en registros, su alcance limitado y dependencia de normas y firmas, significa que no logran detectar amenazas nuevas ni intrusos sutiles en una etapa temprana.

La nube ha introducido un modelo basado en servicio para la gestión de programas digitales. Pero un menor control no significa una menor responsabilidad en cuanto a la privacidad y la seguridad.

La plataforma de Ciber IA de Darktrace ofrece una solución de seguridad nativa de nube que protege las cargas de trabajo y los servicios en entornos híbridos y multinube, así como las principales aplicaciones de SaaS. Darktrace ofrece una seguridad inigualable en toda la empresa detectando y respondiendo a ataques basados en la nube que otros no detectan, desde intrusos maliciosos a ataques externos, así como errores de configuración críticos que puede exponer la empresa a futuros peligros.

Darktrace interactúa a la perfección con aplicaciones de SaaS permitiendo procesar y supervisar en tiempo real las interacciones del usuario, ya sea con origen dentro de la red o desde ubicaciones remotas.

Mediante la eliminación de silos y proporcionando una vista unificada de toda la empresa, Darktrace faculta a los líderes empresariales para emprender la transformación digital con la confianza de que su posición en materia de seguridad es resiliente y que cualquier amenaza emergente puede ser neutralizada rápidamente.