Seguridad del correo electrónico

El 94% de los ataques comienzan con un correo electrónico, pero los controles de seguridad tradicionales siguen siendo insuficientes. La situación está empeorando, ya que los ataques de spear phishing y de suplantación de identidad son cada vez más sutiles y sofisticados.

Las plantillas y usuarios empresariales son blanco de ciberdelincuentes que utilizan técnicas muy avanzadas para engañar a las personas. Además de esto, hay que frenar los errores de los empleados y las amenazas internas para evitar vulnerabilidades involuntarias o fugas de datos.

Las herramientas de seguridad tradicionales del correo electrónico funcionan analizando correos electrónicos de forma aislada y en un único punto en el tiempo, cotejándolas contra reglas estáticas y listas negras. Si bien este enfoque reconoce correos no deseados, no detecta indicadores sutiles de un ataque avanzado por correo electrónico ni problemas de compliance.

Diagrama de seguridad del correo que muestra integraciones de IaaS y SaaS.

El enfoque de la plataforma de Ciber IA de Darktrace cierra por primera vez la brecha entre lo que ocurre en la capa de correo electrónico externa y lo que sucede dentro de la red. Al tratar a los destinatarios como individuos dinámicos, en lugar de simples direcciones de correo electrónico, Darktrace analiza el alcance completo del ‘patrón de vida’ de un empleado conforme se manifiesta en distintas partes de la empresa, aportando un contexto multidimensional para estudiar el aspecto de si un correo electrónico determinado es o no una verdadera amenaza.

El módulo de Darktrace Antigena Email permite a las organizaciones detectar todo tipo de amenazas de correo electrónico, incluido:

  • Campañas de spear phishing dirigidas
  • Correos electrónicos desviados o no autorizados
  • Ingeniería social
  • Secuestro de cuentas
  • Spoofing individual, de dominio o de servicios
  • Malware desconocido
  • Filtraciones de datos
Obtenga más información sobre Antigena Email